Vinicast Entrevistas – Audio

[powerpress url=”http://vinicast.com/podcast/13-Vinicast.com-entrevistas-Bodega_Noemia/Vinicast.com-Bodega_Noemia_Patagonia_2_.mp3″]

Escuchar Parte 2

Bodega Noemia

German MaseraLos nombres de los vinos tienen historias personales muy ligadas a sus autores, Hans Vinding-Diers y Noemi Marone Cinzano. No solo el nombre de Noemía, en clara referencia a la socia y dueña de la bodega, sino que además los otros dos vinos tienen una historia personal.
“A Liza es en honor a una abuela de Hans. Liza tiene 93 años, es pintora y vive en Burdeos, Francia. Hans siempre la describe con admiración como una mujer inquieta, como es él”, cuenta Germán. “J Alberto es un homenaje a un primo de Noemí que se llamaba Giovanni y Alberto el padre de Noemí. Ellos fallecieron en un accidente de transito. Es un vino en honor a ellos.”

En cuanto a los precios de los vinos, Germán precisa que “A Liza está alrededor de los 120 pesos, J Alberto 240, y el Noemía -depende el lugar- entre 600 y 800 pesos”.

Bodega NoemiaEnólogo mendocino, estudioso de la viña y los diversos estilos del viejo y el nuevo mundo, Germán Masera se declara fascinado por el J Alberto. Este vino “tiene el sello de Hans”. Dice que le pasa seguido que el consumidor “no puede creer que tenga un 95 por ciento de Malbec”. “La elegancia, lo floral, lo especiado, lo mineral lo vuelven un vino fascinante. Creo Un vino que tiene una acidez muy vertical, que pasa y es muy profunda.”

Germán Masera explica que se usan barricas francesas de segundo uso, pero que el añejamiento es mas complejo de lo que suena. “El 70 por ciento del vino lo añejamos en barrica y el otro 30 en los dos huevos de concreto (que fueron construidos en Francia especialmente). El huevo aporta mas mineralidad y la barrica mas densidad de boca y estructura”, detalla.

En cuanto al vino mas importante y emblemático de la Bodega, Germán dice que cada vez que lo abre le gusta brindar para celebrar la oportunidad de poder saborearlo. “Noemía está consolidado y es la expresión de este proyecto. Es el equilibrio máximo ente la fruta, lo especiado y la madera, y el alcohol que nunca pasa a ser una arista. Un vino que puede estar tranquilamente 20 anos guardado y seguir estando fresco y con la misma energía del inicio”.

Un vino que puede estar tranquilamente 20 anos guardado y seguir estando fresco y con la misma energía del inicio

Tras oler el vino con especial atención, Germán hace un silencio y explica “a esta complejidad se llega entendiendo bien la uva, interpretando el viñedo en el día a día“.

“Desde el packaging del vino ya hay algo especial: es un dibujo que hizo Da Vinci de cómo se imaginaba la Patagonia sin siquiera saber cómo era. Son todos detalles que hablan de esta gente (Hans y Noemí) que vinieron a instalarse a un lugar poco explorado y se quedaron. Por todo eso, y por su calidad es un vino de culto. Y a donde va el vino arrastra con todo esta historia”, agrega.