Decálogo de blancos geniales (Viene de Parte I)
La lista de blancos es desbordante, incluyendo novedades, clásicos y un abanico de costos que va hasta el mismísimo White Bones, de Catena Zapata, un Chardonnay único con uvas de Adriana Vineyards en Gualtallary. Un vino notable, y también costoso. Los que recomiendan, además de los “cavistas” (o “vinotequeros”) Joaquín Alberdi, Noelia Papa, Fernando Musumeci y Alejandro Rodrigo Soler, de vinoteca Malambo en Palermo, son los sommelier Martín Vázquez y Max Ortíz aportan sus recomendaciones. La lista no es un ranking ya que son todos aportes de los especialistas consultados sin orden pre-establecido.

1. Las Perdices Reserva Albariño 2013
2. Pulcú Chardonnay 2013
3. White Bones Chardonnay 2011
4. Entrelineas Viognier 2013
5. Serbal Viognier 2014
6. Altupalka Sauvignon Blanc 2013
7. Bacán Clásico Blend 2014
8. Colomé Torrontés 2014
9. Humbrto Canale Old Vineyards 2015
10. La Flor de Pulenta Sauvignon Blanc 2013

La diversidad ofrece ejemplos novedosos y logrados como el Pulcú de Tierra Inti, elaborado por David Bonomi. Un blanco con trabajo de levaduras que aporta textura, algo de aromas terciarios y un potencial de guarda tentador. Pocos vinos son tan únicos como este.

Mientras Ana Paixao recomienda Las Perdices Reserva Albariño 2013 “porque es un blanco diferente y fresco para disfrutar en una tarde cálida”, Joaquín Alberdi agregó el Altupalka Sauvignon Blanc, un clásico del extremo Tacuil, en la altura de Salta. “Es un Sauvignon Blanc diferente a todos, de altura pero además bien diferencial en aromas sobre todo”, agrega.

El Serbal Viognier 2014, de Atamisque, fue elegido por el sommelier Martín Vázquez porque tiene aromas intensos que “van desde el durazno al pomelo, acompañados de notas florales a jazmín o flor de naranjo”. Dice que es un clásico de esta estación por la expresión aromatica pero también porque “la boca es muy envolvente, fresca y natural, con una acidez marcada que agrada mucho al paladar”. Otro Viognier que se metió en la lista es el Entelineas 2013, recomendado por Alejandro Soler, de Malambo. Este blanco floral “es mucho más fresco y con acidez más marcada que otras cosechas”.

Fernando Musumeci cuenta que el Bacán Clásico es un blend de Chardonnay, Sauvignon Blanc y Torrontés hecho por “El Tano” Giuseppe Franceschini. ”Las diversas variedades de uvas aportan matices, pero el nervio y la tensión que ofrece este blanco en boca es lo que mas me atrae y me confirma que podrá estar en botella algunos años más, y todo será beneficioso para crecer en complejidad –agrega Musu-“.

El único Torrontés de la lista también llega de la misma región del Altupalka en Molinos, Salta. Es el Colomé Torrontés, uno de los predilectos de sommelier Max Ortíz. “Es equilibrado en todo aspecto sin perder elegancia y ese sello bien argentino que lleva consigo esta cepa. Agradable sin ser invasivo provoca esta sensación de querer beber una copa mas”, agrega Max.Otro que le gusta mucho al sommelier Max Ortíz es La Flor de Pulenta Sauvignon Blanc “por su precio ideal, frescura exquisita, y alta tomabilidad”. Agrega que es un ejemplo clarísimo de vino “para compartir cualquier tarde de primavera”.

SIGUE EN PARTE III (LOS TINTOS DE PRIMAVERA)